OPINIONES

La primera vez que Toya me invitó a conocer su estudio, no me acordaba de la capacidad que puede tener un lienzo de seducir en un instante. Unos años después, pienso en la primera obra que ví. Lo que realmente me impactó fu su originalidad, su fuerza y su rotundidad, y a medida que continuaba visualizando más obras comprendí que admiraba un lenguaje personal.

Dentro de todas sus representaciones plásticas, me atrajo el color, la intensidad de sus rojos creando planos distintos y jugando hasta llegar a fucsias, sus azules jugando a ser verdes, sus amarillos dialogando en naranjas en ese universo de objetos moldeados cromáticamente, recreados a todo color.

Su investigación le ha llevado a utilizar gran variedad de soportes y también procesos diversos con acrílicos, barnices, resinas …

La pintura de Toya no solo sugiere sino que te llena de vitalidad, te ofrece la posibilidad de visualizar la fusión de la luz y el color, la armonía entre planos y objetos cotidianos. Su composición ordenada de cosas, objetos, se alteran por esquemas caligráficos. Toya nos muestra una personalidad definida, sus figuras llegan a ocupar todos los planos, y sitúan al espectador en medio de una dialéctica, quizás porque la autora es realmente lo que desea. ¿Es nuestra ensoñación imaginaria que nos lleva a abandonarnos en la narración pictórica de su obra?. En cualquier caso, ese instante de mirada es lo que alimenta nuestro pensamiento.

SILVIA ARAMERLO – GALERISTA


 

Es una sensación gratificante la que se percibe al contemplar la obra de Toya García Senra. Me instalo en el tiempo, en ese tiempo de niñez que el genial Miró tardó en regresar a través de su gran conocimiento de la plástica, a esas formas que simplemente con verlas, no hace falta fijarse en quién firma el trabajo.

Toya García Senra, tiene esa visión de la ingenuidad en su trabajo, pero a la vez, como si de un acorde musical se tratara, lo tamiza y suena plásticamente en su momento de madurez artística con todo el conocimiento adquirido. Posicionarse delante de sus cuadros es oír su discurso entre esa ingenuidad y su experiencia, en ese caminar buscando forma y expresión.

Emociona ver la forma de plasmar sus elementos temáticos, tan precisos y personales en la superficie elegida, más la emoción del color cuando éste hace su presencia.

Como bien decía la escritora Virginia Woolf, “es más importante ser uno mismo que cualquier cosa”. Toya García Senra desarrolla sus obras dentro de este territorio.

FRANCISCO RECUERO – PINTOR


 

La autora estadounidense Pearl S. Buck escribió, sobre la vida, las actitudes y el espíritu de las personas, “todo es posible hasta que se pruebe que es imposible. Y aún entonces, lo imposible puede serlo sólo por ahora”. Es en estas palabras donde descubro a Toya García Senra, la persona, la mujer, la pintora, que se engrandece, se enfurece y se revela ante las metas, los retos y las oportunidades, anteponiendo esa espontánea y sugerente actitud que hace de ella una artista reveladora y única.

Fue en una tarde de septiembre de 2007 cuando tropecé por vez primera con ella, la artista de joven trayectoria que dio sus primeros pasos en la Facultad de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, para sumergirse años después en el camino de la docencia. Con anterioridad había tenido ocasión de apreciar su pintura, irreverente, singular, impaciente, con esa seguridad innata de no dejar a nadie impasible. Y fue en ese primer encuentro con la pintora, que entendí completamente su obra. Hay algo mágico en ella, en la forma en la que el tiempo, el espacio y las cosas se dibujan, se comprimen y desentrañan los matices de un mundo interior, instantáneo, anecdótico… apresado en este catálogo y la exposición que lo ilustra.

Decía Angel Johán, poeta, escritor y dibujante español, que en el arte de cualquier país, en un determinado tiempo y espacio histórico, se dan modos artísticos diversos e incluso opuestos, se practican estilos distintos y aislados, y surgen tendencias divergentes. En el arte están además los sentidos propios de cada artista. Y es aquí donde nace la obra de Toya García Senra, y ese profundo y personal sentido suyo de la pintura: dinámica, alegre, vital, intensa… Sus obras, grandiosas, nos invitan a adentrarnos tímidamente en un mundo subjetivo, interior, de escenas domésticas y cotidianas, vestidas de colores puros y luminosos que reposan sobre fondos neutros; un universo de pequeñas cosas sobre el que late nuestra propia existencia. Una cuidada y calculada meticulosidad preside estas obras, apresando sentidos con originalidad, movimiento y frescura, y dibujando la psicología de unos espacios pictóricos a la vez casuales y causales. Sobre encuadres asimétricos, desprovistos de sombras, diluye la artista la perspectiva, cruzando dimensiones en un paisaje doméstico que espera expectante ser habitado. Aves de colores, jaulas desnudas, tazas humeantes… se enlazan en sus composiciones como protagonistas de la pincelada desbordante, libre y expresiva de Toya, ahora soñadora e impulsiva.

Con estas palabras tengo hoy el inmenso placer de presentar el universo vital y artístico de esta gran maestra, Toya García Senra, que una vez más alumbre una exposición dedicada íntegramente a su obra, recogida en este catálogo.

Estimada, Toya, enhorabuena por estoy logros tan merecidos. Quizá, es éste el comienzo de una nueva etapa para ti, un camino de reconocimiento, honores, éxito y futuro. Pero, seguro, es también el principio de una nueva historia para nuestro arte, aquella en la que tú, con tu pincelada generosa y espontánea, nos descubres un mundo en el que “todo es posible hasta que se pruebe que es imposible”.

                TERESA PORTO PEDRIDO – DIRECTORA FUNDACION CAIXA GALICIA

 


“…

Para los sueños hay llaves.

La realidad se abre sola

y no se deja cerrar.

Por el resquicio se asoman

certificados y estrellas,

se derraman mariposas

y almas de viejas planchas

…”

La realidad – Wilsawa Szymborska

 

Toya García Senra, nos regala en Soñar despierta el salvoconducto que permite a espectador saltar de un lado a otro, a través de la ventana de sus cuadros. La realidad tangible de sus lienzos y tablas se manifiesta rotunda, a través de sus colores vibrantes, el gesto enérgico, el equilibrio de las composiciones, y unos acabados impecables. Notas características de su lenguaje artístico, que estructuran un interesante y sorprendente discurso.

 

Delicadamente, se nos conduce a ese otro mundo de planos superpuestos donde todo es posible, esta otra realidad que una vez que se nos revela ya no se puede abandonar. Sus obras nos atrapan a medida que nos adentramos en las arquitecturas de esas ciudades pobladas por cebras, y personajes anónimos que solo existen en su mundo particular.

 

En este mundo complejo, la obra de Toya García Senra se vuelve imprescindible al rezumar una joie de vivre tan infrecuente como necesaria. La elegancia de las sus composiciones, esa componente lúdica que traslucen, y un dominio de la técnica que hace que todo parezca fácil o fortuito. Estas son las llaves que ha utilizado esta magnífica pintora para abrirnos la puerta a su mundo de sueños que ahora ya es una realidad al alcance de todos aquellos que deseen soñar despiertos con ella.

 

Nuria Blanco

Directora de Moret Art Cosultores

 

 

Noticias

Próximas exposiciones:

SEPTIEMBRE 2018

Galería Cuatro - Valencia

Galerías

Obra disponible en las siguientes galerías:

  • Galería Dua2 (Vigo)
  • Galería Moretart (A Coruña)
  • Acuda Galery (Valencia)
  • Galería Bat (Madrid)
  • Galería Cuatro (Valencia)
  • Galería 9 (Valencia)

Videos

Noticias y videos

Ecos del Silencio

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Susana García Senra